Cada cuánto debo reemplazar mis equipos

Todos los equipos de climatización tienen una vida útil y, tarde o temprano, hay que renovarlos por eso si quieres saber cada cuánto se debe reemplazar el aire acondicionado, este artículo es para tí.

Cada cuánto debo reemplazar mis equipos

  1. Ruido excesivo: Cada equipo produce ruido y grietas, sin importar el tipo o modelo, considerados “normales”, ya que el aire se compone de motores, ventiladores, turbinas y otras partes no silenciosas. Cuanto más tiempo se utiliza el equipo, más se desgastan las piezas y, por lo tanto, más ruidoso se vuelve. Si con el paso de los años, estos ruidos se vuelven más fuertes, es una señal de cambio, ya que este problema puede implicar otros factores, como el alto consumo de energía.
  2. Años: Entre los 10 o 12 años de haber realizado su compra, puede comenzar a presentar fallos o un consumo de energía elevado. Pero por lo general el aire acondicionado tiene una vida útil que alcanza los 15 años de antigüedad. De todas maneras, ante la presencia de los
    primeros errores, será el momento de replantearse una sustitución o una reparación. Actualmente, con la actual tecnología, una unidad menor a 10 años es un 60% más eficiente.
  3. Reducción en la Potencia: Si nuestro equipo ya no enfría lo suficiente, es un indicador de que es el momento adecuado para cambiar nuestro equipo e instalar uno nuevo. Debido al uso, hay aparatos que pueden volverse ineficientes. Pierden esa capacidad de enfriamiento o potencia necesaria para refrigerar la habitación o estancia en la que están situados.
  4. Continuos fallos: Si estás llamando constantemente a un técnico para que resuelva las averías que presenta tu aparato de aire acondicionado es momento de plantearse hasta qué punto esas pequeñas inversiones en conservar tu equipo de climatización actual te resultan rentables. Hay ocasiones en las que es mejor realizar ese desembolso en un sistema nuevo, más eficiente y sin fallos.

    6 motivos que acortan la vida útil del aire acondicionado.
    No limpiar los filtros: Esto es de vital importancia para el correcto funcionamiento del aparato. Si no se limpia periódicamente, se corre el riesgo de que el aparato funcione forzado, aumentando el consumo energético y reduciendo la vida útil del artefacto.
    Mantener una temperatura inadecuada: La temperatura ideal es de 24°C; programar el aparato en esta cifra ya es suficiente para sentirse a gusto, tanto en invierno como en

    verano. Modificar constantemente la temperatura durante el día daña el aire acondicionado, ya que esto implica un aumento considerable en el consumo de electricidad. 

    No cerrar las cortinas: En verano, cuando el sol pega de lleno en las ventanas, es importante mantener las cortinas bajas o cerradas para reducir el ingreso calórico desde el exterior. Esto ayuda a mantener fresco el ambiente. En invierno, hay que hacer lo inverso para dejar que el calor del sol entibie el espacio. Pero se deben cerrar o bajar durante la noche, para frenar el ingreso de frío exterior a través de los vidrios de las ventanas. 

    No utilizar ventilador: En espacios muy grandes es muy práctico complementar el uso del aire acondicionado con un ventilador. Esto favorece la circulación de aire en todo el ambiente, lo cual ayuda a reducir entre 4 y 5 grados. 

    Dejar el aparato encendido cuando no hay nadie: Además de reducir su vida útil, genera un gasto innecesario y un enorme desperdicio de energía. 

    No mantener los ambientes cerrados: Si se dejan las puertas y ventanas abiertas, se va a disipar tanto el fresco como el calor generado con el artefacto. Si tiene termostato, hará que este se esfuerce aún más para tratar de compensar la diferencia de temperatura. 

    Si quieres saber cómo alargar la vida útil de tu equipo, te invitamos a que leas ¿Qué mantenimiento preventivo requiere un aire acondicionado? 

    (VER ENLACE)

    Si tienes dudas sobre si debes adquirir un nuevo equipo, deberás comunicarte con un especialista para que realice una evaluación de la unidad y así obtener un consejo confiable sobre el estado actual de tu sistema de climatización. De esta manera, juntos decidirán si deben invertir en uno nuevo y qué características debe tener.

image.psd(2)
Muchas personas creen que estos equipos duran para siempre y llevan años sin cambiarlos. Pero lo que no saben es que esto puede provocar daños en el rendimiento y además generar posibles riesgos para la salud. Si has llevado un buen mantenimiento en tu aparato de climatización y lo has revisado en diferentes ocasiones por un profesional, el mismo te habrá ido informando sobre su estado. De todas maneras te contaremos 4 motivos que deberás tener en cuenta para evaluar un cambio de aire acondicionado.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta